Baño

Cómo elegir un plato de ducha

como elegir un plato de ducha

Cómo elegir un plato de ducha

El plato de ducha es uno de los elementos protagonistas de cualquier baño. Lo puedes sobreponer o encastrar, tú decides. Pero de lo que no debe caber duda es que a la hora de elegir un plato para la ducha debes fijarte en varios aspectos, como los materiales, el tamaño y el color.

Verás que hay platos de ducha de acrílico o resina, también cerámicos o incluso de piedra natural. Cualquiera que sea tu preferencia, hay varios elementos que debes tener en cuenta a la hora de comprar un plato para tu ducha.

Claves para comprar un plato para la ducha

Existen varios aspectos que debes considerar a la hora de encontrar el plato de ducha más adecuado para tu baño.

Instalación

La instalación es la forma en la que quieres que vaya colocado tu plato. Puede ir sobrepuesto en el suelo, que son los más fáciles de instalar. Luego están los encastrados, para los que debe haber un hueco abierto que cubra el alto del plato. También están los platos que son a ras de suelo y por tanto son de obra, estos se combinan con los azulejos de ducha.

Normalmente la opción más económica y más sencilla de instalar son los platos de ducha sobrepuestos.

Tamaño

Ten en cuenta el plato de ducha que quieres comprar en función del tamaño de tu baño y de tu ducha. Si tu baño es muy pequeño y tiene forma cuadrada, lo ideal sería que tu ducha fuese también cuadrada y por tanto el plato con forma cuadrada.

No obstante, no es indispensable. Si quieres, también puedes hacer que tu plato vaya de pared a pared. Esto sería un plato de ducha rectangular, lo que se recomienda para baños de tamaño mediano. En los baños de gran tamaño y alargados, el plato de ducha puede cubrir sólo una parte de la pared, pero también tienden a ser rectangulares.

Normalmente las medidas tienden a ser estándar, entre los 70 cm de ancho y hasta los 190 cm de largo, pero puedes buscar diferentes combinaciones. Ten en cuenta que debe quedarte un espacio para salir, por lo que si vas a usar una mampara abatible, cuida de que quede un espacio suficiente para abrir la puerta sin golpear la pared o la puerta del baño. Tampoco es conveniente que la entrada de la ducha esté muy cerca de la puerta, por lo que intenta que no ocupe más de un tercio del largo del baño.

Textura

La textura o acabado del plato para ducha es también un aspecto muy importante. Esto influye por ejemplo en la calidez del plato, si nos transmite frío o resulta templado y agradable para los pies. Por otro lado, es importante que sea antideslizante, lo que nos aportará la máxima seguridad para no resbalar en la ducha.

Cuando la textura es poco porosa, además, te garantiza que el plato tendrá un bajo nivel de porosidad, por lo que se evitan filtraciones y la humedad no será un problema. Los platos de ducha de pizarra, como el que puedes encontrar en nuestra tienda, reúnen todas las ventajas de seguridad, anti-porosidad, durabilidad y calidez que necesitas para tu ducha.

Color

El color es para nosotros otro de los elementos clave a la hora de comprar un plato de ducha. Piensa que tiene que combinar con los azulejos o el gresite del baño, por lo que deberías optar por un color que guarde la armonía.

Los platos de ducha de colores oscuros y naturales, como el negro, chocolate, gris antracita o pizarra harán que el plato de ducha cobre un mayor protagonismo. Pero si tu baño tiene en su mayor parte tonos claros y quieres que el plato de ducha pueda combinarse con un tipo de suelo o azulejo determinado, puedes optar por muchos colores diferentes, desde blanco a gris claro, tonos crema o en moka.

Material

El material del plato de ducha es también un aspecto muy importante. Influye no sólo en la estética, sino en la consistencia del plato, de manera que te sientas seguro y no tengas una sensación de poca estabilidad.

Los platos de ducha de cerámica son resistentes a los golpes y se limpian fácilmente, aunque tienen el problema de que pueden ser muy resbaladizos. Los de piedra natural pueden tener un tacto muy agradable y son de alta calidad, si bien pueden ser de un precio bastante elevado.

Otra de las posibilidades que tienen son los platos de ducha de resina, que tienen una gran relación calidad precio. Se caracterizan tanto por su alta resistencia y durabilidad, como su fácil mantenimiento y belleza estética.

Compra tu plato de ducha en Kull Design

En Kull Design te acercamos los muebles que necesita tu casa para tener una decoración perfecta. Además te facilitamos que puedas tener un baño de ensueño, tanto con muebles de baño elegantes y de alta calidad, como con un plato de ducha a la medida de tu estilo decorativo.

Si estás buscando más productos para el baño o mobiliario para el hogar, en Kull Design tenemos una amplia gama de muebles de exquisito gusto y diseño excepcional con los que seguro que te vas a identificar.

Luis Larbec

Entusiasta del diseño y el marketing digital, amante del arte y la fotografía.