Mobiliario

Decoración de estilo nórdico

decoracion nordica

Estilo de decoración nórdica: definición y características

Desde hace más de una década, el estilo nórdico es la tendencia decorativa de moda en España. Se emplea tanto en viviendas particulares como en restaurantes, cafeterías y todo tipo de locales comerciales.

En este artículo te explicaremos qué es la decoración nórdica y cuáles son sus características. Además, te propondremos algunos sillones o sillas que podrás usar para crear un salón de estilo nórdico o para dar un toque escandinavo a la decoración de la estancia.

Qué es la decoración nórdica

La decoración nórdica surgió a comienzos del siglo XX en el norte del continente, en países como Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia. Se trata de lugares donde hay poca luz natural, con inviernos muy largos y gélidos.

Por eso la filosofía del estilo nórdico es, principalmente, buscar la luminosidad y generar un ambiente acogedor y cómodo donde resguardarse del frío. Es un estilo natural, sencillo y minimalista donde prima lo funcional.

Características de la decoración nórdica

Veamos algunas de las características de la decoración nórdica:

  • A fin de compensar la escasez de luz natural, se evitan las tonalidades oscuras en muebles, suelos y paredes. Para aportar claridad, el blanco es el color predominante, acompañado por tonos claros como el gris y el beige. El toque de color lo dan los textiles y los accesorios. No se usan cortinas tupidas; en los países nórdicos incluso se dejan las ventanas desnudas.
  • Es el material que impera en este estilo. Se utiliza en muebles, paredes y suelos, así como en los complementos. Se prefieren las especies de tonos claros, como el haya, el abedul…
  • Tejidos naturales. Los preferidos son la lana, el algodón y el lino. Suelen ser de colores claros, y pueden llevar dibujos de animales, hojas, flores, etc. También se incluyen pieles en cojines y mantas, sobre todo en invierno.
  • Estampados geométricos. Rombos, triángulos, rectángulos… En tonos pastel, o en blanco y negro. Pueden encontrarse en accesorios textiles o en papel de pared. Aportan un toque atrevido y desenfadado, pero, al mismo tiempo, una sensación de orden.
  • Sencillez y líneas limpias. En la decoración nórdica, los muebles son sencillos y combinan líneas rectas con curvas suaves. Se busca el minimalismo, es decir, que la habitación no quede sobrecargada con demasiados muebles. Es preferible que haya pocos, pero que sean funcionales. Se trata de conseguir un ambiente espacioso y práctico.
  • Mezcla de estilos. Además de la madera, en la decoración nórdica se pueden incorporar muebles o accesorios donde se utilicen otros materiales, como piezas de estilo industrial con patas metálicas, por ejemplo. Otra posibilidad es incluir elementos vintage, como un mueble que hayas heredado de tu familia o que hayas encontrado en un mercadillo de antigüedades.
  • Piezas hechas a mano, recicladas o reutilizadas. Una clave del estilo nórdico es integrar elementos artesanales en la decoración, como una manta de ganchillo o un cojín de patchwork. También se pueden usar muebles restaurados o de madera recuperada, o incluso dar un uso original a algún elemento, por ejemplo, convertir maletas en mesitas auxiliares.
  • Plantas y elementos de la naturaleza. No pueden faltar las plantas o ramos naturales, que dan calidez a las habitaciones, incluso a las más frías, como el baño. También se utilizan objetos decorativos hechos con piñas, ramas, hojas…

Mejores sillones y sillas de diseño nórdico para tu salón

Como has visto, en la decoración nórdica los muebles se caracterizan por las líneas rectas y las curvas suaves, así como por su comodidad y calidez. A continuación, te presentamos los mejores sillones y sillas de salón en estilo nórdico:

Sillón nórdico Osiris

El diseño del sillón Osiris, de estilo escandinavo, está inspirado en piezas de los años 50. Es ideal tanto para hogares como para oficinas, hoteles y restaurantes.

Su asiento acolchado resulta muy cómodo. El sillón está tapizado en un material de tacto suave, disponible en tres tonos relajantes: azul, rosa y gris oscuro. Lleva unas patas metálicas muy sólidas, con acabado lacado texturizado, en color negro.

El sillón nórdico Osiris será el elemento central de tu salón y le ofrecerá un aspecto cálido y elegante. Además, encajará a la perfección con todos los estilos.

Sillón nórdico Horus

El diseño escandinavo del sillón Horus se inspira también en modelos típicos de los años 50. Se integra a la perfección tanto en el salón de una vivienda particular como en ambientes profesionales y de hostelería.

La base de este cómodo sillón son unas patas de metal muy robustas, lacadas en negro y con acabado texturizado. El respaldo lleva un tapizado acolchado, en capitoné, con sus característicos botones. El material del tapizado del sillón, de poliéster y nylon, es suave y está disponible en azul oscuro y en beige.

El sillón nórdico Horus se convertirá en la pieza central del salón y le aportará un aspecto elegante y acogedor. Es ideal para cualquier estilo decorativo.

Silla nórdica Isis

La silla Isis encaja perfectamente en salones de estilo escandinavo, aunque se puede incluir en cualquier decoración que busque crear un ambiente sencillo, acogedor y vintage. Es perfecta tanto para casas como para oficinas y establecimientos de hostelería.

El acolchado del asiento es muy cómodo. Como base, lleva una estructura metálica muy resistente, con acabado en negro. La silla está tapizada en poliéster suave y se puede adquirir en varios colores alegres, que aportarán un toque desenfadado y único a tu salón.

Esperamos que ahora conozcas mejor el estilo nórdico y sus características. Recuerda que en Kull Design podrás comprar los sillones y la silla que te hemos propuesto, así como otros muebles que encajarán perfectamente en tu salón de estilo escandinavo, o que te permitirán dar un toque nórdico a la estancia. No dudes en contactar con nosotros para pedirnos más información, sin ningún tipo de compromiso.

Luis Larbec

Entusiasta del diseño y el marketing digital, amante del arte y la fotografía.