Mobiliario, Sillas

Sillas de piel de diseño

sillas de piel de diseño

Sillas de piel de diseño: las más originales

Las sillas de piel proporcionan una perfecta combinación de elegancia y comodidad. Son cálidas en el invierno y revisten la sala de un aire distinguido, ya sea un dormitorio o un salón.

Este tipo de sillas mullidas y de carácter especial, con un aire clásico, pueden ir destinadas a decoraciones de estilo clásico o vintage. Pero no sólo están enfocadas a los hogares, también pueden utilizarse en hostelería para crear espacios independientes y con un diseño acogedor.

En este artículo te mostraremos algunas de las sillas de piel de diseño que puedes encontrar en Kull Design. Modelos inspirados en diseños clásicos de gran originalidad y que puedes tener en tu casa o negocio.

Las mejores sillas de diseño en piel

Las sillas de piel son una pieza imprescindible en decoración de interiores. Se pueden colocar como sillas auxiliares en un pasillo, o en un rincón de la casa. Se trata de sillas poco convencionales, con diseños muy elegantes y en las que se han utilizado distintos materiales para su fabricación.

Su forma, comodidad y estilo hacen que se conviertan en el tipo de silla perfecta para sentarse a tomar un café, o para esperar en un vestíbulo. Tú eliges dónde ponerlas, nosotros te mostramos algunas de sus características para que veas con sillas de piel de alta calidad.

Silla mariposa de cuero

Esta silla mariposa de cuero resulta muy elegante y con un toque diferenciador. Se trata de un diseño inspirado en la silla Butterfly, que fue creada por los arquitectos Jorge Ferrari-Hardoy, Juan Kurchan y Antonio Bonet. El diseño original de la silla Butterfly es del año 1938 y se creó por primera vez en Buenos Aires (Argentina).

Para este diseño, se basaron en un mueble militar clásico, conocido como la Tripolina, que es un tipo de sillón plegable hecho con un marco de madera y varias juntas de metal. Se colocaba una cubierta de lona o cuero para el asiento. Los diseñadores Bonet, Kurchan y Ferrari-Hardoy adaptaron este diseño, dándole un toque elegante y

potenciando sus características para ubicarlo en un entorno doméstico.

Es un tipo de silla de piel de estilo vintage, que puede combinar también muy elegantemente en decoraciones clásicas.

Su principal característica es que está hecha en cuero negro, lo que le da un toque ligeramente envejecido. Este tipo de silla se hizo muy popular en los años 50, llegando a convertirse en una silla de culto, por lo que resulta de lo más elegante y agradable para transmitir distinción y estilo en cualquier estancia.

Como puedes ver, la silla mariposa de cuero tiene una forma muy particular, con el respaldo y el asiento curvos, y con unas patas de acero lacadas en color negro. Para el diseño de esta silla, se creó un solo bucle, sin costuras. La forma del asiento es simple, limpia y definida, con un toque lineal, ligero y versátil. La comodidad de este tipo de silla es parecida al de una hamaca, si bien es otro concepto completamente distinto.

La piel es auténtica y se ha elaborado de forma artesanal, por lo que el resultado es único y sencillamente espectacular. Una de las características de las sillas artesanales es que pueden tener imperfecciones en el curtido, lo que le da un aire muy natural, independiente y distinguido.

De un tono más bien oscuro, esta silla de piel puede combinar muy bien con un aparador, para colocarla en el pasillo o recibidor. También a la entrada en un despacho, o junto al escritorio.

Silla mariposa piel

Otra de las opciones que tienes si quieres comprar una silla mariposa es esta silla de piel. La forma es muy similar a la anterior, pero el diseño del asiento es completamente distinto, hecho en pelo de cabra y con un colorido que le da un toque de singularidad sencillamente espectacular.

Este modelo de silla tiene una estructura que además facilita el pliegue. Esto hace que puedas guardarla y almacenarla cuando no la vayas a utilizar, por lo que resulta también muy práctica.

La silla Mariposa de piel tiene también las patas color negro y se han hecho en acero. El asiento, cosido y curtido de manera artesanal, es la forma perfecta de darle un estilo diferente y único a cualquier espacio. Las medidas de esta silla la hacen muy práctica para colocar en cualquier parte, ya sea cerca de una mesa, en un recibidor, junto a la cama o en el salón.

Aunque se puede considerar también un modelo vintage, puede encajar en decoraciones clásicas perfectamente. Lo puedes colocar en un despacho en tu casa, o incluso como silla en un establecimiento de hostelería, como un restaurante o vinoteca.

Esperamos que la silla Mariposa te guste tanto como a nosotros. Consíguela ahora en nuestra tienda online y deja que el mejor estilo vintage cobre el protagonismo de tu decoración.

Luis Larbec

Entusiasta del diseño y el marketing digital, amante del arte y la fotografía.